jueves, febrero 21, 2019
Maternidad Mujeres que Inspiran Uncategorized

Mujeres que inspiran: Eva de Mamamail.

Hoy estoy especialmente feliz de tener con nosotras a la invitada de Mujeres que inspiran de este mes. Además de ser paisana y amiga es una mujer con una sensibilidad especial. Trata como nadie los temas maternales, una madre inspiradora, guapa por dentro y por fuera y sin pelos en la lengua. También es doula, asesora de lactancia y ofrece asesorías tanto online como a domicilio en Madrid de acompañamiento a la primera infancia (lactancia, colecho, alimentación complementaria, rabietas, etc)… ¿qué mas se puede pedir? Pues hacerle un montón de preguntas, algunas muy personales y que te conteste todo todito y poniendo el alma en ello.

Te presento a Eva, de Mamamail, disfruta de su entrevista,

Primera pregunta para situarnos… ¿quien está detrás de Mamamail?

En un 90% estoy yo, Eva Janeiro. Soy una mujer gallega, aunque vivo lejos del mar por amor desde hace muchos años. Necesito estar siempre del lado de la vulnerabilidad y por eso empecé MamaMail. Porque desde que soy madre, cada día me doy más cuenta de lo desprotegida que está la infancia y la experiencia de la crianza frente a una sociedad en la que lo importante es la producción. Por eso, decidí dar un giro total a mi vida y dedicar todos mis esfuerzos a que otras familias tomaran las riendas de su crianza sin dejar que el sistema se las llevara por delante.
Por suerte, en el otro 10% me acompaña mi chico en la parte más técnica y me ayuda a salir de las cuevas profundas del emprendimiento, que son muchas y muy hostiles.

 

Cuéntanos ¿qué es Mamamail? ¿Por qué surgió la idea de hacer una newsletter?

MamaMail empezó siendo una newsletter de empoderamiento hacia la crianza respetuosa pero ahora es mucho más, es mi marca personal y mi proyecto de vida.

La idea surgió de la manera más inesperada. Yo estaba preparada para reincorporarme a mi puesto de trabajo al terminar mi periodo de maternidad pero cuando comuniqué a mi empresa mi solicitud de reducción de jornada, decidió prescindir de mí un día antes de mi vuelta.

Al mismo tiempo, mi mejor amiga se quedó embarazada y quise trasladarle toda la información que a mí me había sido de utilidad, así que le iba mandando enlaces que consideraba interesantes.

Al ver que no paraba de documentarme y que a ella también le eran útiles, se me ocurrió que quizá también a otras familias le vendrían bien y el resto es historia.

 

Eres mamá de un niño de 5 años, pero como ya has comentado en tu blog no puedes tener más hijos, ¿qué consejos le darías a alguien en tu misma situación? Y sobre todo, ¿cómo te sientes cuando “intentan consolarte” con frases tipo por lo menos ya eres mamá?

Así es, por una condición médica de la que hablé en este artículo no puedo tener más bebés por mí misma.

Tanto la búsqueda previa a Leo como los 4 años posteriores a su nacimiento, cuando soñaba con otra maternidad, llevaba fatal ese tipo de comentarios. Eran como puñales en mi alma.

Ahora, desde que ya esas esperanzas se han volatilizado, relativizo todo más y he aprendido a disfrutar de la maternidad de un hijo único. Entregarle todo mi tiempo, ir sin prisas, pasar tiempo a solas, conocernos mejor que nadie… Supongo que todo tiene sus ventajas, pero antes era incapaz de verlo porque tenía el foco puesto en otro sitio.

Mi único consejo en este caso sería que se dejaran cuidar. Es una experiencia agotadora y muy solitaria, incomprendida en muchos casos, que no le deseo a nadie.

 

…intento que todo en mi vida esté guiado por el concepto de la compasión, entendiendo compasión como empatía extrema.

 

¿Cómo definirías tu maternidad, tu “estilo” de madre?

Autogestionada y consciente.

Creo que lo que más me identifica como madre es que considero que mi hijo es una persona que tiene menos años que yo, pero no menos derechos ni necesidades.

Desde hace tiempo, intento que todo en mi vida esté guiado por el concepto de la compasión, entendiendo compasión como empatía extrema.

Sé que por más esfuerzos que ponga, no podré hacerlo todo perfecto pero intentaré poner todo de mi parte para que se acerque lo más posible para minimizar daños. No quiero que mis limitaciones o complejos como madre, afecten a la experiencia vital de mi hijo y mucho menos que le influencien de forma negativa en el futuro. Intento ir con mucho cuidadito, cuestionándome cada decisión y siendo muy consciente de por qué la tomo. 

Igual que antes hablaba de vulnerabilidad, no hay nadie más vulnerable que una persona en pleno desarrollo así que pongo su bienestar en primera línea, siempre y cuando no suponga un maltrato para mi autocuidado.

Intento disfrutar al máximo de la experiencia vital abrumadora que es criar, con sus luces y sus sombras, que para mí han supuesto un ejercicio de descubrimiento personal arrollador. Nunca antes de ser madre me había sentido tan conectada conmigo misma.

Intento ser una madre presente, cariñosa y activa, que respeta la autonomía y la libertad de mi hijo por encima de todo.

 

Define maternidad en una sola frase,

La experiencia más salvaje, transformadora y poderosa que he vivido hasta la fecha.

 

¿Qué tres consejos le darías a una mamá primeriza?

  • Que se forme. Tener un bebé es algo para lo que nadie nos prepara, parece que nos viene dado pero no es así. La información es poder y tenemos el privilegio de vivir en este siglo, sería una necedad no aprovecharlo.
  • Que pida ayuda. Pensamos que podemos con todo y que admitir que necesitamos de tribu es una debilidad pero nada más lejos. La especie humana ha criado en comunidad desde el inicio de los tiempos. Encerrarse en una casa con un bebé recién nacido mientras el mundo sigue girando nos puede hundir en la miseria.
  • Que se cuide. Que escuche su cuerpo y lo que le pide en cada momento. No hay cosa que entorpezca más una crianza bonita que la sensación de que no estás donde quieres estar. Solo se puede cuidar desde el autocuidado.

 

¿Qué cualidades has desarrollado desde que era madre que antes no tenías?

La paciencia y la tolerancia a la frustración que van cogiditas de la mano a todas partes. Antes explotaba con mucha facilidad o me derrumbaba ante casi cualquier percance. Ahora soy mucho más fuerte, más segura, más firme y más capaz.

También me respeto mucho más, he aprendido a escucharme, a quererme y a identificar mejor qué es bueno para mí y qué no, porque eso repercute sí o sí en las personas que tengas a tu lado.

Y bueno, una de las más sorprendentes es que ahora tolero mucho mejor llegar *un poquito* tarde de vez en cuando jajaja

 

Soy una lectora empedernida y siempre ando a la caza de nuevas lecturas, recomiéndanos libros que te hayan marcado, roto tus esquemas… vamos, que ¡no dejen indiferente!.

A mí también me encanta leer y en mis talleres siempre incluyo un apartado de bibliografía. Eso sí, siempre de obras escritas por mujeres porque aunque a la hora de criar seguimos ocupándonos nosotras de casi todo, los gurús son hombres… Pues mira, no.

Uno que para mí no puede faltar es Maternidades subversivas de María Llopis. Puso del revés todo el concepto de familia que tenemos en la cabeza y además son entrevistas cortitas que se leen en un pispás.

Otro que me ha encantado es El nudo materno de Jane Lazarre. Unas memorias con las que me he sentido muy identificada porque habla claro y sin tapujos de todas las sensaciones que atravesamos durante el periodo de puerperio.

También me encantó leer Parir de Ibone Olza. Porque yo al tener un parto prematuro por cesárea de urgencia, siento que me falta una parte de la experiencia que me hubiera gustado vivir. Especialmente desde que me formé como doula. Nos conocemos muy poco.

mujeres-que-inspiran-bolsa-tela-mamamail

Has creado una bolsa de tela con un mensaje potente y rotundo sobre tu crianza “Mi crianza es mía y de nadie más” ¿Cuáles son los mayores obstáculos que te has encontrado y/o te sigues encontrando a la hora de criar a tu hijo?

Como decía antes, creo en una crianza autogestionada, donde las decisiones que tomen las personas responsables deben ser aceptadas sin juicios ni culpa por nadie de su entorno, siempre que no sean un prejuicio para las criaturas implicadas.

Cada cual sabe la realidad de su casa y hay tantas posibles como personas. Ser tribu consiste en apoyar sin remilgos, sin pensar que existe una única forma buena de hacer las cosas porque en otra ocasión serás tú quien necesite respaldo, así que cállate y arrima el hombro.

En mi crianza he pasado mucho, sobre todo cuando mi hijo era más bebé. Con el tema de los percentiles, al ser prematuro, con una cardiopatía, nos metieron bastante presión con la alimentación.

El baby led weaning, el colecho, la lactancia prolongada (con la que aun seguimos), con que Leo no use abrigo nunca (de esto hablaré en breve) o que no quisiera quitarse la camiseta en verano, con que aún nunca se haya cortado el pelo…

Y por supuesto, una de las decisiones más cuestionadas de mi crianza es que no haya vuelto a mi anterior ocupación. Porque como estoy cansada de decir: La maternidad feliz no es feminista.

 

Gracias Eva por formar parte de Mujeres que inspiran. Me encanta la pasión que pones en todo lo que haces, y prueba de ello es esta entrevista donde te muestras tal cual. Gracias.

 

Te recomiendo que no le pierdas la pista. Para recibir el primer martes de cada mes su newsletter cargada de contenido super interesante suscríbete a mamamail. Para conocerla un poco más échale un ojo a su instagram con sus stories ¡son canela fina! 

 

El mes que viene traeré una nueva invitada, mientras puedes leer más entrevistas de la sección mujeres que inspiran en este enlace.

 

 

 

2 thoughts on “Mujeres que inspiran: Eva de Mamamail.

  1. ¡ Eva es un amor! Me ha encantado la entrevista de hoy ❤️ Es un persona increíble y tiene un proyecto precioso. Lo que más me gusta de ella es su sinceridad y como dices tú, la pasión que le pone a todo lo que hace.
    ¡Un beso enorme a las dos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top